NUESTRO TRABAJO

Nuestro trabajo es “construir”. Hemos pasado de la construcción práctica a la construcción simbólica aplicada a los seres humanos. Hasta el siglo XVII las logias se dedicaban a la construcción de grandes edificios de piedra, a la par que discutían y estudiaban las dificultades prácticas y teóricas que generaban dichas construcciones. Nuestra masonería actual ayuda a pulir personas y sociedades. Hemos pasado de la operatividad a la “metáfora constructiva”, aplicada en cada uno de nosotros. Las herramientas simbólicas serán nuestro equipaje ya que, para comprender el sentido de la vida es necesario “viajar”, por experiencias vitales y simbólicas. Emprendemos esta marcha en busca de un entendimiento más profundo y acertado de nuestro “ser”. El paso debe de ser constante, el camino del aprendizaje es la experiencia que nos mantendrá alertas y motivados. Esta es nuestra tarea.