Qué es la Masonería.

“La francmasonería o masonería es una institución de carácter iniciático, filantrópico, simbólico, filosófico, secreto, libre, selectivo, jerárquico, internacional, racional, humanista y con una estructura federal, fundada en un sentimiento de fraternidad….”

Como se puede ver se utilizan un gran número de adjetivos para definirla, siendo muchos de ellos algo difusos. Aunque esta definición es muy amplia podemos decir que aun así continua siendo incompleta, pues la masonería es tan sencilla como un conjunto de símbolos y rituales que estudian y practican los masones en sus reuniones y a la vez tan amplia como masones hay en la tierra. De igual forma que un rayo de luz es interpretado y percibido de muchas formas dependiendo de la actitud física y emocional del receptor, así las enseñanzas masónicas son interpretadas y reinterpretadas por la persona que las recibe.

Durante el medievo que algunas personas tachan de oscuro, se construyeron en Europa algunos de los edificios más imponentes e importantes de la humanidad y que aun hoy continúan siendo el asombro de todo el que es capaz de contemplarlos en toda su magnitud, estamos hablando de las Catedrales Góticas. Estas son un compendio de todo el saber de la época y aúnan todas las ciencias, física, geometría, música, etc, siendo sus constructores unos de los mayores sabios.

Con la desaparición de la necesidad de personas que realizasen estas construcciones la masonería paso poco a poco de ser operativa a ser especulativa con la iniciación de personas no relacionadas con el gremio. La masonería especulativa o actual es la heredera de estos maestros del Arte Real de la Construcción y utiliza sus símbolos y rituales para trasmitir sus enseñanzas. En la actualidad decimos que los masones construimos templos internos pues a través del estudio de los rituales, símbolos y alegorías pretendemos perfeccionarnos como personas y con ello ayudar a la mejora de toda la humanidad en la medida de nuestras posibilidades.